Blog de noticias actuales y pasadas sobre Granada y sus Comarcas, vistas desde la perspectiva de la Sierra de Parapanda...
Siempre en positivo!

miércoles, 16 de marzo de 2011

El duque de Wellington. Sus dominios en España.

Articulo aparecido en el Diario "LA VANGUARDIA" de Barcelona el dia 17 de Abril de 1901 - paginas 3 y 4


Se encuentra en Sevilla el duque de Wellington, que saldrá en breve para visitar sus propiedades de la provincia de Granada.
Lord Enrique Wellesley, cuarto duque de Wellington y de Ciudad Rodrigo, es el primero de los sucesores del ilustre caudillo vencedor en Waterloo que visita estas propiedades.


Constituye estos dominios, concedidos por las Cortes al primer duque de Wellington, en recompensa de los servicios que en la  guerra de la Independencia prestó á nuestro país, el llamado «Soto de Roma», de la provincia de Granada, que dista de la capital unos 16 kilómetros.


Es una hermosas propiedad de 4.000 acres de extensión, limitada por «Sierra Elvira, alzada en la pintoresca vega como muralla de piedra. Los terrenos son de vega en su mayor parte.


Perteneció este dominio al patrimonio de los Reyes de Granada. Al terminar la obra de la Reconquista, los Reyes Católicos lo concedieron en premio de sus servicios al capitán Alarcón, el que tuvo la honra de recoger la espada del vencido Francisco I.
Volvió más tarde á la Corona la propiedad del «Soto de Roma»,  pero otra vez pasó á manos de particulares, por donaciones que hacían los Monarcas para premiar merecimientos do sus subditos. 
Carlos III lo regaló á su primer ministro Ricardo Wall, en el siglo XVIII. Encontrábase entonces en estado ruinoso, y este ministro restauró todas las fincas.
El Rey Carlos IV lo cedió á Godoy. El intruso José I se apropió después de él, y al terminar la guerra de la Independencia las Cortes españolas lo donaron al vencedor de Ciudad Rodrigo.


Suscitóse más tarde un litigio sobre la  donación; pero la  confirmó Fernando VII libre de toda carga, aunque muy en contra de su gusto. Fue ésta una de las pocas concesiones que confirmó el Rey «Deseado.»
El «Soto de Roma,» que debe su nombre al hecho de haber existido en sus terrenos, en la época de la dominación árabe, un pueblecillo de «rumies» ó cristianos llamado Ruma ó Rume, se divide en dos partes: una, propiamente llamada el Soto; otra, la llamada Dehesa de Illora.


La primera está constituida por terrenos de regadío, con huertas frondosas, donde se producen hermosas granadas, que llegan á formar un verdadero bosque, y terrenos de secano, en los cuales se cultiva el trigo y que llegan á producir unas ocho mil fanegas de este cereal. En esta parte viven 800 colonos y se encuentra el pueblecillo de Fuente Vaqueros, formado por casas de labor en su mayoría.
En este pueblecillo se levanta la llamada Casa Real, edificio que no tiene importancia.


La Dehesa de Illora, á 10 kilómetros del Soto, consta de dos grandes extensiones de terreno con plantaciones de olivos, que son de las mejores de Andalucía. Producen estos olivares unas diez mil arrobas de aceite al año.
Los rendimientos totales de la propiedad se calculan en unos diez ó doce mil duros al año. En el Soto hay también dos plantaciones de viñedos, que producen más de seis mil arrobas de vino al año. En ellas se encuentran buenas casas de labor, con excelentes lagares, como en los olivares magníficos molinos, movidos á vapor. Los duques de Wellington han empleado considerables cantidades en mejorar esta propiedad, dotándola de los adelantos más modernos en maquinaria.
El «Soto de Roma», situado en las márgenes del Genil y en la falda de Sierra Elvira, con sus terrenos de vega, sus huertos frondosos, sus viñedos y olivares, es una finca pintoresca y bellísima.

0 comentarios:

Publicar un comentario